Vamo arriba

Un programa de actualidad, cocina y entretenimiento.

Miércoles dulce con Noelia Vamo Arriba - Torta Alaska, una bomba de merengue y helado

Miércoles 21 de Febrero de 2024

Pionono:

  • 5 huevos
  • 150 gramos de harina 0000
  • 150 gramos de azúcar
  • 15 gramos de almidón de maíz
  • 1 cucharadita de miel

Procedimiento:

1. Antes de empezar preparamos la asadera (30x40 cm) enmantecada y con papel manteca o con placa de silicona.

2. Precalentamos el horno a 180 grados.

3. Ponemos los huevos, el azúcar y la miel en la batidora, a velocidad media/alta por aprox. 8 minutos (hasta obtener punto letra).

4. Luego incorporamos la harina y el almidón, previamente tamizados con espátula y movimientos envolventes.

5. Llevamos al horno a 180 grados por aprox. 15 minutos. Y una vez listo dejar enfriar con repasador encima.

Forrar un bowl (semicircular) con film para que luego poder desmoldar fácilmente. Una vez el pionono esté frío cortar y forrar el bowl con el pionono. Reservar un disco de pionono del diámetro del bowl, para la base de la torta.

Helado de chocolate:

  • 500 g de crema de leche fría
  • 395 g de leche condensada (1 lata)
  • 50 g de cacao

Procedimiento:

1. Mezclar la leche condensada con el cacao.

2. Batir la crema de leche a 3/4 punto (que quede un poco más floja que a punto chantilly).

3. Agregar la crema batida a la mezcla de leche condensada y cacao, con movimientos envolventes.

Colocar el helado en el bowl que tenía las paredes forradas con pionono. Y luego colocar el disco de pionono reservado.

Tapar con film y congelar por unas 4 horas aproximadamente.

Merengue:

  • 150 g de claras
  • 300 g de azúcar

Procedimiento:

1. En una cacerola ponemos a fuego bajo las claras y el azúcar. Revolvemos todo el tiempo.

2. Está listo cuando al tocar la mezcla con la yema de los dedos, notes que los cristales de azúcar se disolvieron (es decir que está suave y sin grumos).

3. Llevar de inmediato la mezcla a la batidora y batir por unos 10 minutos hasta que el merengue esté firme y con brillo.

Una vez que el helado que pusimos con el pionono a congelar esté sólido, desmoldamos, quitamos el film y cubrimos con el merengue. Con una cuchara podemos decorar de forma rústica y hacer picos. Luego con un soplete de cocina lo flameamos y está listo para servir. Conservar en el freezer.